FANDOM


666: El número del malEditar

Género:

Terror, aventura

Juego en tercera persona

Trama:

Kyle Perry es un joven arquitecto, acaba de recibir una importante herencia, su abuelo le ha dejado tres millones de euros para él solo, lo primero que decide hacer Kyle es comprarse una casa para comenzar una vida de fiestas diarias gracias al dinero de su abuelo.

Localiza una casa en la calle Gaviotas del destino 6, en el portal número 6, una vez instalado invita a más de treinta amigos y amigas para celebrar la compra de su casa, en un principio la vida en esa casa va genial, hasta el sexto día viviendo allí, donde, a las 6 de la madrugada, Kyle escucha un enorme estruendo, se acerca al cuarto de baño y una fuerza tenebrosa le atrapa sumergiéndolo en un pozo negro.

Una vez dentro del pozo, Kyle descubre un panorama terrorífico, miles de cadáveres en el suelo, rodeados de sangre, un esqueleto se acerca a Kyle y cuenta que, si en 5 días no ha logrado cruzar todo "Destroyer City" y logra llegar al otro extremo del pozo, Satán lo matará, pero no todo será sencillo, miles de criaturas de la noche lo esperarán en el camino.

A lo largo de la historia, Kyle conoce a una mujer, Diamanda, quien lleva varios años encerrada en el pozo, deciden ayudarse mutuamente par alograr salir, y los dos llegan al final del camino donde Skeletor, el esbirro de Satán les comunica que solo uno de los dos podrá regresar a su vida.

En ese momento, Kyle y Diamanda comienzan una batalla a muerte, que gana Diamanda y logra salir a la superficie, una vez fuera, se ve a Diamanda sonriendo maléficamente y de fondo, una tormenta, el pozo se cierra.

Modos:

Campaña: En solitario, dura alrededor de 12 horas

Hordas: De 1 a 2 jugadores, online o en pantalla dividida, aguanta las hordas de demonios manejando a Kyle o a Diamanda

Personajes:

Kyle: Personaje principal

Diamanda: Compañera en Destroyer City de Kyle, manejable en el modo hordas

Skeletor: Aparece varias veces en la campaña, te va guiando en tu aventura

Satán: Aparece su voz en el juego, advirtiéndote de cuanto tiempo te queda de vida